Gestion monetaria aplicada al trading social

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Gestión monetaria aplicada al trading social

La gestión monetaria es la administración del dinero utilizado en todos nuestros activos, y su objetivo principal es controlar el riesgo.

Gestionar el dinero con prudencia es la verdadera línea divisoria entre el éxito y el fracaso, y es por eso que muchos traders e inversores seguidores tienen dificultades al principio, porque subestiman la importancia de la gestión monetaria en su estrategia de inversión.

Incluso la estrategia más rentable y exitosa en la historia puede ocasionar serios problemas si no se tiene una idea clara de cómo gestionar el riesgo y, por lo tanto, su capital.

Permitanme dar un ejemplo extremo para que puedan comprender adecuadamente el concepto. Supongamos que ha encontrado una estrategia que gana 99 veces de cada 100, un verdadero prodigio, casi un milagro. De manera entusiasta, abre una cuenta de trading con 10000 usd y apuesta todo en esta estrategia. Lamentablemente, la primera transacción realizada fue esa operación única de cada 100 que termina en pérdida. Después de esa operación, el sistema comienza con las otras 99 operaciones ganadoras seguidas. Por supuesto que esto es demasiado malo para usted, porque al apostar todo, en esa primera operación ha perdido su capital y ha quedado fuera del juego justo antes de tener la oportunidad de comenzar a ganar dinero en serio.

Ahora ya tienen claro el concepto de lo que significa la gestión monetaria para la gestión del riesgo. A continuación veremos su importancia en el trading social.

¿Porque es importante la gestión monetaria en el trading social?

Cualquier inversión, cualquier estrategia, cualquier proveedor de señales conlleva un cierto nivel de riesgo. Es inevitable y es parte del juego. La capacidad del inversor es asignar la cantidad correcta de capital a cada parte de la estrategia, de modo que toda la estructura pueda seguir funcionando de manera eficiente y con el menor riesgo posible.

En el trading social, dado que es una forma real de inversión, debemos decidir que y cuantos proveedores de señales vamos a incluir en la cartera, cuánto capital asignar cada uno, qué tamaño de lote asignar a cada proveedor de señales de acuerdo con la participación del capital asignado y finalmente, los niveles de control para tomar decisiones de gestión futuras.

Todas estas acciones concurren para dar forma a nuestra gestión monetaria.

¿Cuanto capital debemos asignar a un proveedor de señales?

Cualquier proveedor de señales trae consigo su estrategia y su rendimiento, con sus parámetros relativos, peculiaridades, niveles de rendimiento, pero especialmente los riesgos. De todos estos parámetros se deriva el razonamiento de la gestión monetaria, diseñado para indicar cuál es la cantidad de capital ideal que será asignada al proveedor de señales elegido, de modo que se obtenga el mejor rendimiento, poniendo en riesgo lo menos posible la estabilidad de la cartera.

Cuánto asignar también depende de los objetivos de inversión iniciales. Está claro que, si un inversor tiene un objetivo conservador, dará más espacio a los proveedores de señales menos riesgosos, y se diversificará con un segmento más pequeño asignado a algunos proveedores de señales más agresivos. Si el objetivo de inversión apunta a obtener mayores ganancias en poco tiempo, el inversor se enfocará en incluir proveedores de señales más agresivos en su cartera.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Hablando en términos de porcentajes, una buena estrategia de gestión monetaria podría ser asignar 50-60% de la cartera en proveedores de señales con características acordes con el objetivo de inversión (agresivos o conservadores) y 20-30% en proveedores de señales con características opuestas (o con diferentes características) con el fin de diversificar y dejar la parte restante de su balance como capital de protección.

Los expertos utilizan el capital de protección en sus inversiones. El trading social es una inversión que permite rendimientos increíbles del capital, pero también trae riesgos que no deben subestimarse, especialmente cuando se considera que la gestión está completamente en las manos del inversor, y es posible que este no tenga la más mínima experiencia en este campo, sino únicamente conceptos teóricos.

Mantener una porción de capital fuera del juego significa protegerse aún más, en caso de errores graves o eventos inesperados. Si el inversor encuentra algunos obstáculos en el camino (los cuáles ocurren tarde o temprano), esa porción de capital siempre estará lista para devolverle un poco de oxígeno. A continuación, vamos a explicar a que nos referimos.

Decidir que porcentajes vamos a manejar en la asignación de capital en nuestra cartera es más un arte que un proceso matemático, y la experiencia es definitivamente lo que más le ayudará al inversor a encontrar la mejor calibración de una cartera de inversión y la estrategia de gestión monetaria correcta.

Sin embargo, también hay fórmulas matemáticas que pueden ayudar a determinar qué porcentaje de capital puede manejar un proveedor de señales de acuerdo con su desempeño. Obviamente, los valores porcentuales afectarán la cantidad de proveedores de señales que podemos usar.

Por ejemplo, si ha decidido dedicar el 60% a proveedores de señales agresivos, entonces no puede usar 5 operadores que, de acuerdo con ciertas fórmulas matemáticas, deberían ocupar un segmento en su cuenta igual al 20% cada uno.

¿Cuantos proveedores de señales debemos usar?

Una vez que el inversor ha decidido el porcentaje de capital que usará en su estrategia, el próximo paso para una buena gestión monetaria es decidir cuántos proveedores de señales va a usar. Además de lo que se ha dicho en la sección anterior, también debemos pensar en la capacidad del balance de la cuenta, porque si usted tiene una cuenta pequeña y sigue demasiados proveedores de señales, es posible que no tenga suficiente margen de cobertura para replicar todas las transacciones, tal como se enseña desde el inicio al operar en el Forex y en cualquier otro mercado financiero. Esto también es gestión monetaria.

En general, es mejor no exagerar con el número de proveedores de señales, por razones de simplicidad en la gestión, y por lo que dijo Warren Buffet: «Una amplia diversificación se requiere únicamente cuando los inversores no entienden lo que están haciendo».

Un inversor no necesita seguir y copiar decenas de proveedores de señales para conseguir una adecuada diversificación de su cartera y buenos resultados de acuerdo con sus objetivos. Siempre es recomendable analizar muchos proveedores de señales, pero al final debe elegir sus proveedores favoritos, enfocarse en estos y aprender a conocerlos tanto como sea posible.

¿Que tamaño de lote debe asignarse a cada proveedor de señales?

Este es uno de los temas más importantes con respecto a la gestión monetaria en el trading social.

«¿Cuántos lotes o mini lotes o micro lotes deben asignarse a un proveedor de señales determinado?»

La respuesta no es fácil, pero las matemáticas y la lógica pueden ofrecer una gran ayuda.

  1. El tamaño del lote debe reflejar principalmente el porcentaje de capital que hemos decidido asignar a ese trader.
  2. Debe reflejar el nivel de riesgo del mismo trader.

Nuevamente, combinar estos elementos perfectamente es una práctica que se puede adquirir con tiempo y experiencia, pero para crear un excelente punto de partida para un inversor que quiere aplicar una buena gestión monetaria, se puede comenzar utilizando algunos cálculos.

El valor más importante en este caso es el drawdown máximo, y es fácil adivinar por qué.

A pesar de que los rendimientos pasados no son garantía de rendimientos futuros, sigue siendo cierto que ofrecen una posible vista previa de lo que se puede esperar. En cualquier caso, los resultados pasados son buenos indicadores en los que podemos confiar para tomar las mejores decisiones. Con esto en mente, el valor del drawdown máximo es un muy buen indicador de la peor pérdida que podemos esperar de un proveedor de señales.

En el trading social, dado que los inversores replican las operaciones de otros traders, la peor pérdida de un proveedor de señales también puede replicarse por completo en la cuenta de un inversor, si este copia sus operaciones durante esa racha de pérdidas.

Esto significa que el drawdown máximo de un proveedor de señales es el valor fundamental para comprender cuánto riesgo podemos tolerar, cuánto dinero estamos dispuestos a arriesgar y, por lo tanto, qué tamaño de lote debemos asignar a ese trader.

Niveles de control de la gestión monetaria

Ahora que hemos explicado todos los parámetros básicos para configurar la operación de un proveedor de señales dentro de una cartera de trading social, vamos a ver qué queda por hacer con respecto a la gestión monetaria.

Aquí queda por establecer cuáles deberían ser los niveles de control para la evolución de su capital.

Digamos que un proveedor de señales experimenta un período de drawdown que nunca se había producido hasta el momento, creando así un nuevo nivel de drawdown máximo. En ese momento, el inversor debe revisar las estadísticas del operador para ver que está ocurriendo, y quizás también actualizar todos sus parámetros con respecto a este trader y sobre todo en relación a su cartera.

El inversor también debe tener claro el nivel de expectativa con respecto a las pérdidas máximas generales y acumulativas de la cuenta. Para esto, el inversor debe imaginar como se vería afectada su cuenta si sus proveedores de señales repitieran al mismo tiempo el peor rendimiento histórico que han tenido desde el inicio de su carrera en la red de trading social. Si en algún punto alcanza o está cerca de alcanzar este nivel, significa que es hora de reconsiderar toda la estructura de la cartera y, en particular, las elecciones de los proveedores de señales.

Este puede ser un escenario negativo que puede ocurrirle a cualquier inversor de trading social en cualquier momento. Ahora viene el escenario positivo.

Llegará un momento en que sus ganancias le permitirán a su cartera dar un paso más. Su capital se incrementará lo suficiente como para respaldar un aumento del tamaño del lote asignado a un proveedor de señales determinado, de tal forma que usted, como inversor, comenzará a tratar con un capital más grande para el crecimiento progresivo de su cuenta.

También ser claro acerca de este nivel es parte de una buena estrategia de gestión monetaria.

Política monetaria

La política monetaria es la disciplina de la política económica que controla los factores monetarios para garantizar la estabilidad de precios y el crecimiento económico.

Aglutina todas las acciones que disponen las autoridades monetarias (los bancos centrales) para ajustar el mercado de dinero. Mediante la política monetaria los bancos centrales dirigen la economía para alcanzar unos objetivos macroeconómicos concretos. Para ello utilizan una serie de factores, como la masa monetaria o el coste del dinero (tipos de interés). Los bancos centrales utilizan la cantidad de dinero como variable para regular la economía.

Objetivos de la política monetaria

Mediante el uso de la política monetaria, los países tratan de tener influencia en sus economías controlando la oferta de dinero y así cumplir con sus objetivos macroeconómicos, manteniendo la inflación, el desempleo y el crecimiento económico en valores estables. Sus principales objetivos son:

  • Controlar la inflación: Mantener el nivel de precios en un porcentaje estable y reducido. Si la inflación es muy alta se usaran políticas restrictivas, mientras que si la inflación es baja o hay deflación, se utilizarán políticas monetarias expansivas.
  • Reducir el desempleo: Procurar que haya el mínimo número de personas en situación de desempleo. Para ello se utilizarán políticas expansivas que impulsen la inversión y la contratación.
  • Conseguir crecimiento económico: Asegurar que la economía del país crece para poder asegurar empleo y bienestar. Para ello se utilizarán políticas monetarias expansivas.
  • Mejorar el saldo de la balanza de pagos: Vigilar que las importaciones del país no son mucho más elevadas que las exportaciones, porque podría provocar un aumento incontrolado de la deuda y decrecimiento económico.

Los objetivos de la política monetaria difícilmente podrán lograrse con el uso de la política monetaria en solitario. Para conseguirlos será necesario la puesta en marcha de políticas fiscales que se coordinen con la política monetaria. De hecho, las políticas monetarias tienen múltiples limitaciones, y por ello, muchos economistas están en contra de la utilización de estas políticas, asegurando que pronuncian los ciclos económicos. Además, muchas veces los mecanismos de la política monetaria no consiguen los objetivos deseados, sino que alteran otros factores. Por ejemplo, si aumentamos la masa monetaria de una economía para conseguir crecimiento económico, puede que lo único que consigamos es un aumento de los precios.

Tipos de política monetaria

Según cuál sea su objetivo podemos separar las políticas monetarias en dos tipos:

  • Política monetaria expansiva: Consiste en aumentar la cantidad de dinero en el país para estimular la inversión y con ello, reducir el desempleo y conseguir crecimiento económico. Su uso suele provocar inflación.
  • Política monetaria restrictiva: Trata de reducir la cantidad de dinero del país con el fin de reducir la inflación. Cuando sea aplican políticas restrictivas se corre el riesgo de ralentizar el crecimiento económico, aumentar el desempleo y reducir la inversión.

Mecanismos de la política monetaria

Existen varios mecanismos de la política monetaria para llevar a cabo ese tipo de políticas expansivas o restrictivas, como variar el coeficiente de caja, modificar las facilidades permanentes o realizar operaciones en el mercado abierto. Por ejemplo, comprar oro o deuda para introducir dinero en el mercado.

Según la agresividad del mecanismo utilizado podemos distinguir dos tipos de políticas monetarias:

  • Política monetaria convencional: Es aquella que utiliza los mecanismos tradicionales. Cuando hablamos de mecanismos tradicionales nos referimos a los tipos de interés oficiales y la previsión de liquidez (por ejemplo, el coeficiente de caja).
  • Política monetaria no convencional: Cuando la política monetaria convencional no funciona, se utilizan herramientas no convencionales. Es decir, no tradicionales. El objetivo es inyectar o drenar liquidez a la economía mediante mecanismos más agresivos.

Ejemplo de política monetaria

Si el Banco Central quisiera que los precios fuesen menores, no tendría más que disminuir el dinero del mercado. Imaginemos un país llamado Naranjalandia, en el que los únicos productos que hay son 100 naranjas que valen 2€ cada una. La velocidad a la que circula el dinero hemos descubierto que es 1 y en total hay 200 monedas de un euro (M = 200). Si el Banco Central de este país quisiera que los precios fueran la mitad, retirará del mercado 100 monedas. Como ahora solo hay 100 monedas, pero sigue habiendo 100 naranjas, cada naranja tendrá que valer 1€.

Antes de la política monetaria restrictiva: 200 x 1 = 2 x 100
Después: 100 x 1 = 1 x 100

Los precios de los productos han pasado a valer 1€.

En la realidad, el problema de esta política monetaria restrictiva en concreto, es que puede provocar que también disminuya el volumen de la renta de un país.

(Valoración media: 4.6 / 5 , Andrés Sevilla )

Gestión monetaria en las opciones binarias

Probablemente uno de los aspectos más importantes para que un trader sea capaz de operar con opciones binarias y obtenga ganancias a largo plazo es aplicar un plan de gestión monetaria adecuado en todas sus operaciones. Un plan de gestión monetaria permite definir los parámetros de riesgo, principalmente con respecto a la cantidad de dinero que el trader debe asignar en cada una de sus transacciones en el mercado en relación al capital total de su cuenta.

Antes de profundizar en el tema, quiero dejar claro que nunca se debe operar en el mercado con dinero que no podemos darnos el lujo de perder. También es recomendable que no arriesguemos dinero real si no tenemos una estrategia o sistema que haya mostrado la capacidad de proporcionar beneficios de manera consistente en una cuenta demo, durante un periodo de al menos 2 meses que cubra como mínimo 200 operaciones.

Los traders principiantes usualmente cometen el error fatal de arriesgar demasiado en sus operaciones y como resultado, sus cuentas de trading se quedan sin capital demasiado pronto. Casi todos los traders que han arriesgado dinero real en los mercados, sin importar su habilidad o nivel de experiencia, han tenido la angustiosa experiencia de haber perdido su cuenta de un momento a otro.

Sin embargo, con un plan de gestión monetaria sólido esto no tiene porque ocurrir. En el caso de los traders principiantes, se recomienda invertir y arriesgar como máximo un 1% del capital disponible en su cuenta en cualquier transacción con opciones binarias. Idealmente, cuando el principiante comienza a dar sus primeros pasos como trader, operar con el tamaño de transacción mínimo que ofrece el broker de su elección es la forma más segura de empezar.

Hoy en día, varios brokers especializados en opciones binarias permiten realizar operaciones con volúmenes mínimos de transacción bastante bajos, incluso de solo $5. El propósito de operar con montos de dinero bajos es que disminuye la posibilidad de que el trader principiante permita que sus emociones jueguen un papel protagónico en sus operaciones, de tal manera que se sienta menos tentado a duplicar, triplicar o aún peor cuando el mercado se mueve en su contra y las operaciones están ocasionando pérdidas. De hecho, se dice que algunos traders profesionales nunca arriesgan más del 0.1% de su capital disponible en una sola operación.

La premisa básica detrás de la gestión monetaria es que los tamaños de nuestras operaciones deben ser tan controlados y reducidos que casi parezcan un desperdicio de tiempo. De hecho, un trader probablemente no obtendrá mucho dinero al inicio si invierte un 1% o menos de su cuenta de trading en cada operación, pero definitivamente este no es el punto. Algo que todo trader debe aprender es que debe operar en el mercado para hacerlo bien y no simplemente por ganar dinero.

Si aprende a operar adecuadamente, el dinero vendrá por sí solo. Una estrategia de gestión monetaria pobre (y las emociones que conlleva) puede sacarnos del juego rápida y permanentemente. Los mejores traders del mundo no piensan cuánto dinero van a ganar en la próxima operación ni tampoco idealizan metas monetarias que esperan alcanzar para el final de un periodo de tiempo determinado, ya que más bien se concentran en cuanto pueden perder y planean de acuerdo a esto. Si somos consistentes en nuestra gestión monetaria, los beneficios vendrán por si mismo mucho antes de lo que creemos.

Gestion monetaria aplicada en las opciones binarias

Hay traders que consideran que arriesgar hasta el 5% del balance de la cuenta en operaciones en el mercado es una práctica de gestión monetaria recomendable en el caso de las opciones binarias. Sin embargo, estamos completamente en desacuerdo con esta idea. Esto se debe a que con este enfoque solo hace falta experimentar una serie de 5 operaciones negativas seguidas para sufrir la pérdida del 25% de la cuenta, lo que puede suceder fácilmente si el trader opera con relativa frecuencia y/o bajo condiciones de mercado particularmente volátiles e impredecibles o simplemente no tiene la experiencia requerida para operar de manera consistente.

Cuando un trader sufre una serie de pérdidas con un parámetro de riesgo tan elevado, este 5% puede eventualmente crecer hasta convertir en un porcentaje mucho mayor del capital disponible. Por ejemplo, supongamos que abrimos una cuenta de trading con un depósito inicial de $500 y decidimos arriesgar el 5% del capital disponible en cada operación ($25).

Si experimentamos cinco operaciones perdedoras seguidas, el capital disponible se ha reducido a $375 debido a la pérdida de $125. Aún si continuamos ajustando el tamaño de transacción de acuerdo al capital disponible en la cuenta -en este caso tendríamos que ajustar el tamaño de transacción a $18.75 por operación- se va a necesitar una racha más extensa de operaciones ganadoras solo para conseguir que el capital de la cuenta regrese al punto inicial de $500, eso sin contar que en el camino con toda seguridad vamos a tener operaciones perdedoras.

Esto significa que una serie de operaciones perdedoras cuando nuestro nivel de riesgo es demasiado alto puede ponernos las cosas cuesta arriba con mucha facilidad. De hecho, incluso podría ocurrir que si perdemos demasiado dinero terminemos en una situación comprometedora en la cual no podamos realizar más operaciones debido a que el tamaño mínimo de transacción ahora es demasiado elevado para el capital restante, lo que depende del broker y el tipo de opción con que estamos operando.

No solo eso, si nos vemos afectados emocionalmente por las pérdidas elevadas de dinero, podemos llegar a cometer el error fatal de invertir sumas de dinero aún más grandes en las siguientes operaciones (al estilo de las estrategias Martingala) con el fin de recuperar las pérdidas con rapidez. Inevitablemente esto nos traerá la ruina y probablemente terminaremos con la cuenta en cero en menos tiempo del que nos imaginamos. Las estrategias de tipo Martingala han acabado permanentemente con las carreras de muchos traders.

De hecho, muchos de los mejores traders en el mundo se burlan del concepto detrás del Martingala y por una buena razón. Estos traders mantienen control sobre sus emociones, la cantidad de operaciones que realizan y restringen el tamaño de sus operaciones de acuerdo a reglas estrictas de gestión monetaria que siguen disciplinadamente.

Por ejemplo, la mayoría de los brokers de opciones binarias ofrecen tamaños máximos de transacción de hasta $1500 por operación, no obstante, sería imprudente arriesgar $1000 o más por transacción si el capital disponible es tal que en caso de sufrir más de cuatro pérdidas seguidas no seamos capaces de recuperarnos de esas pérdidas (si aplicamos una estrategia de tipo Martingala en la que duplicamos el monto invertido después de cada pérdida, una serie de 5 pérdidas nos dejaría una pérdida total de $31000 si comenzamos con $1000 en la primera operación).

Si bien es sumamente importante establecer reglas de trading personales (como por ejemplo no realizar más de 3 operaciones al día o nunca ir contra la tendencia) y fijarse metas factibles a corto plazo, las cuáles pueden diferir de las creadas por otros traders, considero que uno de los peores errores que puede cometer un trader es establecer objetivos monetarios que deben ser cumplidos en una fecha determinada o aún peor, cada día.

Es muy difícil llegar a separarse emocionalmente de las operaciones en el mercado cuando se brinda prioridad a ciertos objetivos de ganancias que han sido fijados erróneamente. Este tipo de metas más bien constituyen un distractor que roba nuestra atención de donde debería estar, es decir el análisis del mercado y la gestión de las operaciones. Los traders que se fijan objetivos monetarios usualmente se atan emocionalmente a estos y a sus operaciones debido a que están preocupados por ganar una cantidad X de dinero o por hacer crecer el balance de su cuenta un cierto porcentaje, lo cual los lleva a ser menos selectivos con sus transacciones y a perder dinero, lo que es contraproducente.

De aquí surge la pregunta: ¿Qué tipo de gestión monetaria debemos aplicar cuando operamos con opciones binarias?

La recomendación realizada por los expertos es operar con tamaños de transacción fijos y pequeños en relación con el capital disponible -tal como lo discutimos en el artículo sobre gestión de riesgo aplicado a las opciones binarias. Otra alternativa más compleja y subjetiva consiste en cambiar el tamaño de transacción con base en la calidad de las señales de trading para entrar al mercado y en la cantidad de capital disponible en la cuenta. La siguiente imagen ofrece una visión general básica y visual de cómo aplicar este esquema:

El trading con opciones binarias puede ser bastante lucrativo, pero nunca llegará a producir los resultados deseados si el trader no supera la etapa en que es dominado por la impaciencia, codicia y el deseo de gratificación instantánea. Si un trader busca ganar grandes sumas de dinero en poco tiempo, esto simplemente no va a ocurrir. Es un hecho que la mayoría de los traders nunca ganan un solo centavo en su carrera y en gran medida esto se debe a la aplicación de prácticas de gestión monetaria erróneas. Un operador puede contar con las mayores habilidades para analizar el mercado junto con la capacidad de visualizar puntos de entrada ideales, pero todo esto puede verse arruinado por un plan demasiado riesgoso, poco fiable o simplemente inexistente de gestión monetaria.

Fuente: Trading con Opciones

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Like this post? Please share to your friends:
Sitio de opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: