Comprar acciones de Allianz Como y por que hacerlo

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Comprar acciones: ¿Cómo y donde hacerlo? Guia completa 2020!

¿Estás pensando en comprar acciones, pero no tienes claro cómo hay que hacerlo? En ese caso, estás en el lugar indicado, porque tenemos una completa guía donde explicamos todos los detalles. ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

¿Qué son las acciones y por qué debería invertir en ellas?

Antes de hablar de cómo comprar acciones, puede ser inteligente hablar de qué son exactamente y por qué suele ser una opción inteligente a la hora de invertir. Así que… ¿Qué son exactamente las acciones?

Al fin y al cabo, todo el mundo habla sobre las acciones, y todos hemos visto la Bolsa alguna vez en la tele, pero no siempre nos termina de quedar claro qué es eso de las acciones y de la Bolsa.

Pues bien, es muy sencillo: Las acciones son títulos de propiedad sobre parte de una empresa. Es decir, si una empresa emite 1.000.000 de acciones, cada acción es un título de propiedad sobre una millonésima parte de la empresa.

Parece muy poco, pero, si te paras a pensarlo, si una empresa tiene 100 millones de beneficios al año, son 100€ al año que te tocan… ¡Porque eres propietario de la millonésima parte de los beneficios!

Esto es importante entenderlo: Tener una acción no es algo etéreo. Da derechos reales. Tener una acción te da derecho a cobrar dividendos y te da poder de decisión sobre la empresa, así como ciertas condiciones preferentes en algunas circunstancias.

Evidentemente, si solo tienes una acción, no vas a poder cambiar la dirección de una empresa. Pero sí es cierto que, aunque solo tengas una acción, sigues teniendo derecho a parte de los beneficios (en el caso de que la empresa reparta dividendos).

Además, tú puedes hacer lo que quieras con ese título de propiedad sobre la millonésima parte de la empresa. Puedes alquilar tu acción, puedes venderla, o puedes comprar más a otra persona.

El lugar donde se compran y se venden las acciones es la Bolsa, cuyo nombre completo es “Mercado de valores”. Es decir, un mercado donde se negocian valores. Por tanto, la Bolsa no tiene nada de extraño. Es un simple mercado, como cualquier otro al que hayas asistido.

Allí se negocian las partes de las empresas que se plasman en acciones, y tú puedes comprar y vender partes de tal o cual empresa. No tiene mayor misterio.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

¿Y por qué comprar acciones?

Ahora, todavía nos quedaría por responder una pregunta: ¿Y por qué querría comprar acciones? ¿Qué gano con ello?

Bueno, pues hay dos formas de verlo: Por un lado, puedes comprar acciones como vehículo de ahorro e inversión y como forma de conseguir una renta del capital cada mes, cada trimestre o cada año (a través de los dividendos).

De esta forma, puedes ir engrosando tu patrimonio a medida que vas haciendo crecer tu cartera de valores, y puedes ir viviendo cada vez más de los dividendos que recibes de las empresas de las que eres propietario. No suena mal, ¿verdad?

Por otro lado, puedes comprar acciones como forma de especular en los mercados y, con ello, ganar la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta (o al revés) en el corto plazo.

Date cuenta de que las dos formas de verlo son distintas: En el primer caso, estás comprando acciones y guardándolas para vivir de ellas a largo plazo sin tener que trabajar. En el segundo caso haces lo contrario, porque las compras y las vendes continuamente para tener beneficios en el corto plazo.

Ambas formas de actuar son legítimas y pueden permitirte obtener grandes rendimientos (de hecho, muchas personas ganan dinero de la segunda forma, como si fuera su trabajo), y ahorran o invierten para su jubilación de la primera forma.

Pero es importante que entiendas que existen las dos fórmulas y que ambas son legítimas y dan buenos resultados.

Profundizando un poco más en la diferencia

Profundizando un poco más en la diferencia entre las dos orientaciones a la hora de comprar acciones, podríamos destacar los siguientes puntos:

  1. Objetivo: En primer lugar, el objetivo de cada uno es diferente. El inversor tiende a tener como objetivo la jubilación o el vivir sin trabajar, aunque eso requiera tiempo y austeridad. El especulador tiende a tener como objetivo ganar dinero a corto plazo, en poco tiempo y sin necesidad de vivir austeramente.
  2. Mentalidad: La mentalidad del inversor suele ser la del rentista (es decir, vivir sin trabajar), mientras que la del especulador se acerca más a la de un trabajador con muy buenas condiciones (por ejemplo, ganar 6000€ trabajando un par de horas al día).
  3. Plazo: El plazo también diferencia a ambos tipos de personas. El plazo para ver las ganancias de los inversores suele ser muy largo (de décadas), mientras que el plazo de los especuladores es de apenas unos días (un mes como mucho).
  4. Ganancias: Los inversores suelen querer ganancias más reducidas pero constantes en el tiempo (por ejemplo, un 8% anual sostenido durante varios años), mientras que los especuladores prefieren tener periodos de tiempo menores y con mayor varianza (por ejemplo, ganar un 80% un año y ganar solamente un 30% al año siguiente).
  5. Estabilidad: Los inversores, en general, prefieren la estabilidad, no le gustan los cambios y no quieren más riesgo del necesario. Los especuladores, en general, tienen mucho más gusto por el riesgo y no tienen problemas en que sus ingresos varíen mucho y tengan poca estabilidad en su cuenta de resultados.

Como decíamos, no tienes por qué adscribirte a una única de estas fórmulas. De hecho, como hemos comentado, es muy normal que los traders inviertan lo ganado comprando y vendiendo a corto plazo en otros vehículos de inversión más a largo plazo.

¿Cómo comprar acciones?

Ya hemos explicado que tienes dos formas de comprar acciones: La del inversor a largo plazo y la del especulador a corto plazo. Ahora, vamos a ver cuáles son los mejores medios y los mejores productos financieros para cada opción (así, tanto si te atrae más ser inversor como ser especulador, encontrarás la mejor opción para ti).

Aquí tienes las mejores opciones para ponerte en marcha tanto en el campo de la inversión a largo plazo como de la especulación a corto plazo:

Comprar acciones como inversión a largo plazo

A la hora de comprar acciones como forma de invertir a largo plazo, lo que tienes que hacer es… Comprar las acciones.

Sí, sé que parece que no digo nada con eso, pero es importante mencionarlo, porque la forma de “comprar acciones” para especular es no comprándolas (sí, es un poco lioso, pero ya lo entenderás cuando pasemos al siguiente apartado).

De momento, lo que tienes que entender es que, si quieres invertir a largo plazo, debes asegurarte de que lo que estás comprando es el título de propiedad sobre una parte de una empresa, no un producto derivado.

Esto puedes hacerlo a través de prácticamente cualquier bróker tradicional (probablemente, tu banco te ofrezca la posibilidad de abrir una cuenta bróker si le preguntas).

El problema de este tipo de compra de acciones es que, en general, las comisiones que cobran los brókers son muy altas. Por ejemplo, para comprar un paquete de acciones pueden cobrarte varias decenas de euros.

Esto no le hace gracia a nadie, pero si tienes en mente comprar esas acciones y mantenerlas en tu cartera durante los próximos 20 años, pues no es demasiado importante (sí lo sería si quisieras ponerte a especular con las acciones, como veremos en el siguiente apartado).

Pero, más allá de eso, si quieres invertir a largo plazo, esta es la forma correcta de hacerlo, porque tienes la posesión directa de la acción, y esto te da derecho a cobrar dividendos (además de ir construyendo poco a poco un patrimonio).

Naturalmente, para esto, debes hacer una buena selección de compañías, porque si compras empresas que no tienen una buena perspectiva de revalorización, puede que no vayas construyendo un patrimonio, sino perdiéndolo.

Es por ello que muchas personas optan por no crear por sí mismos sus carteras, sino dejar que dejan que un experto lo haga por ellos. Generalmente, esto se hace a través de fondos de inversión.

¿Cómo elegir el mejor fondo de inversión? Pues no hay claves mágicas tampoco aquí (de hecho, hay más fondos de inversión que acciones cotizadas, por lo que no es fácil elegir).

Nuestra recomendación es que elijas aquellos fondos que entiendas lo que hacen, que lleven más de 10 años operando y que hayan tenido buenos rendimientos anuales en ese plazo (la cantidad de fondos que cumplen estos tres simples criterios son un porcentaje reducido, te lo aseguro).

Ahora bien, esto es solo si te interesa invertir a largo plazo y tener un buen ingreso constante dentro de, digamos, 30 o 40 años. Si quieres obtener beneficios a más corto plazo, esto no te sirve.

Comprar acciones para ganar a corto plazo

Visto cómo invertir a largo plazo en acciones, podemos pasar a hablar de cuál es la mejor fórmula para operar y hacer trading con acciones, de forma que puedas conseguir ingresos en el corto plazo.

En este caso, tenemos que prescindir de la idea de comprar las acciones directamente. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que, como hemos dicho, comprar y vender acciones tiene comisiones implicadas que hacen que los beneficios de la operativa desaparezcan.

Por tanto, tenemos que optar por un derivado financiero que nos permita operar indexados al precio de la acción, pero no operar directamente con el título de propiedad. Esto suena raro, pero es muy sencillo y hay muchos productos que lo hacen (opciones, warrants, futuros, forwards…).

Por nuestro lado vamos a elegir los CFDs, que son el producto más popular para operar con acciones sin poseerlas realmente, y el que más ventajas y beneficios aporta a los inversores particulares.

¿Y cuáles son estas ventajas? Pues, entre otras, las siguientes:

  1. Sin comisiones: El hecho de no tener comisiones permite que la operativa a corto plazo se vuelva rentable. Si tuvieras que pagar comisiones por compra, por venta, por mantenimiento, por custodia… ¡No sería posible obtener beneficios! (Y, sí, todas esas comisiones las pagas en el bróker tradicional).
  2. Posibilidad de ponerse corto: Otro punto muy importante en el campo de los CFDs es que te permiten ponerte corto. Esto significa que puedes apostar no solo a que una acción va a subir, sino también a que va a bajar. De esta forma, tú puedes ganar incluso cuando el mercado está en una tendencia bajista (esto no se puede hacer comprando acciones al modo tradicional que hemos explicado anteriormente).
  3. Posibilidad de apalancarse: Los CFDs también ofrecen la posibilidad de apalancarse. O lo que es lo mismo, ofrecen la posibilidad de “endeudarse” con el bróker para invertir más de lo que se tiene… ¡Pero sin poner en riesgo más dinero del que tienes en tu cuenta! Esto permite que tus ganancias se multipliquen (aunque también tus pérdidas, claro).
  4. Más activos: Otro punto importante de los CFDs es que puedes especular no solo con acciones, sino también con muchos otros tipos de activos (materias primas, pares de divisas, ETFs, índices…). Esto es muy importante, porque te permite aumentar la probabilidad de ganar dinero al tener una mayor cantidad de mercados a tu alcance.
  5. Herramientas de análisis integradas: Otro punto interesante de operar con CFDs es que los brókers de CFDs suelen ofrecer una buena cantidad de herramientas integradas en sus plataformas para analizar los mercados y la evolución de los valores (algo que muy pocos brókers tradicionales hacen).

Como ves, hay múltiples beneficios a la hora de operar con CFDs respecto a la operativa con acciones del modo tradicional. Por tanto, si quieres comprar acciones para operar en el corto plazo, te recomendamos hacerlo según esta recomendación.

¡No lo hagas al revés!

Quizá te estés preguntando si no se puede hacer al revés. Es decir, comprar acciones a corto plazo para especular con ellas y utilizar los CFDs para invertir a largo plazo. La respuesta es clara: No. No se puede.

Ya hemos explicado que comprar acciones para operar a corto plazo tiene malos resultados, porque las comisiones son muy altas y los potenciales beneficios que puedes obtener se evaporan entre tanta comisión.

Pero… ¿Y por qué no utilizar la potencialidad de los CFDs para comprar las acciones para el largo plazo? Es decir, ¿por qué no aprovechar ese apalancamiento y reducción de comisiones para invertir a largo plazo?

Y la respuesta es sencilla: Porque lo que estás haciendo no es comprar acciones, sino un CFD (un contrato por diferencia). Esto significa que no tienes la propiedad del activo subyacente (en este caso, la acción).

Por tanto, no tienes derecho a cobrar dividendos ni nada parecido, y esto supone un mayor grado de incertidumbre en el largo plazo.

¿Podrías abrir una posición con un CFD y cerrarla años después? En teoría sí, pero es arriesgado.

En cualquier caso, posible es. Es arriesgado, pero no es una garantía de fracaso y de pérdidas como sí lo es operar a corto plazo con la compra real de acciones.

Pero, si quieres nuestro consejo: No te líes. Utiliza la compra de acciones reales para invertir a largo plazo y utiliza los CFDs para operar a corto plazo.

¿Qué acciones puedo comprar usando CFDs?

¿Y qué acciones puedes comprar usando CFDs? Pues prácticamente cualquiera que te interese, aunque es algo que depende mucho del bróker de CFDs que utilices. Cada bróker puede darte acceso a diferentes acciones de diferentes mercados.

En general, es fácil que, en cualquier bróker, encuentres CFDs de las siguientes acciones:

Cómo comprar acciones de Facebook

La mañana de este viernes, el valor de las acciones de Facebook en el mercado tecnológico Nasdaq, de Nueva York, lograron un aumento de 13% a sólo unos minutos de su debut , aunque esto suena como una oportunidad de inversión atractiva, los inversionistas mexicanos deberán esperar al menos tres meses para integrar el papel de la firma en sus portafolios. Esto obedece a que para que las operadoras mexicanas de acciones puedan comprar o vender papeles de la compañía, sus títulos deben estar listados en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC), lo cual no puede hacerse de manera inmediata.

Pasando ese tiempo, las operadoras, casas de bolsa y las plataformas de inversión en el país ya podrán negociar los títulos de la red social.

«Esto es parte de la regulación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Las operadoras autorizadas para transaccionar acciones extranjeras en México deberán esperar a que el papel esté registrado en el Sistema Internacional de Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), lo cual no puede hacerse de manera inmediata «, señala Esteban Velázquez, gerente de análisis de mercados de Allianz Fóndika

El SIC de la BMV regula un mecanismo diseñado para listar y operar acciones que no fueron objeto de oferta pública en México y que no se encuentran inscritos en la Sección de Valores del Registro Nacional de Valores y como mercado está dirigido a inversionistas institucionales mexicanos y extranjeros.

Por el momento, los inversionistas mexicanos interesados en adquirir acciones de Facebook únicamente pueden hacerlo a través de casas de bolsa establecidas en Estados Unidos o corredores particulares que operen en el Nasdaq , lo cual cierra las puertas a los inversionistas cuyo patrimonio no es muy significativo (uno o dos millones de pesos), pues los ‘brokers’ generalmente solicitan un capital inicial superior a 100,000 dólares, dice el experto.

¿Facebook es el nuevo Apple?

La siguiente pregunta es si vale la pena hacer ‘circo, maroma y teatro’ por ser de los primeros en apostar por la plataforma desarrollada por Mark Zuckerberg , la respuesta aún es una incógnita.

«Si la acción hubiera llegado a los 48 dólares el día del lanzamiento más que una buena noticia sería un foco de alerta, pues la compañía no tiene los fundamentales para mantener ese precio por acción, es muy difícil pensar que Facebook mantendrá el mismo ritmo de crecimiento de hace dos años pues ya llegó a la masa de usuarios que planeaba alcanzar», advierte Esteban Velázquez.

El analista explica que para que una acción sea un componente atractivo en un portafolio, ésta debe tener altas expectativas de crecimiento para que valga la pena conservarla por un tiempo prolongado. Por ello, el reto de Facebook será innovar y generar ganancias para apartarse de sus competidores y ser una alternativa que reporte ganancias.

«A diferencia de Apple, Facebook no lanza nuevos productos que revolucionen los servicios que ofrece, lo que hay en el futuro para la firma es lo que ya se conoce , el mayor reto será innovar y demostrar que aún hay posibilidades para crecer, si la acción se hubiera lanzado hace dos años probablemente habría mayores expectativas de ganancia», señala.

Los inversionistas deben tener en cuenta que Ofertas Públicas Iniciales son el primer acercamiento de las empresas con los mercados, y por ello suelen implicar una efervescencia riesgosa, basta tomar como referencia lo que ocurrió durante la llamada ‘burbuja del .com’, cuando algunas compañías lanzaron sus acciones en varias decenas de dólares para después ver su valor disminuido a centavos, haber comprado de las primeras acciones fue un error para muchos inversionistas.

Por otro lado, es de considerarse que a pesar de ser un referente cultural, Facebook no ha reportado sólo buenas noticias pues esta semana, General Motors, una de las primeras compañías que apostó por la plataforma como medio de publicidad en línea decidió cancelar los anuncios pagados dentro de la red social, lo cual deja abiertas interrogantes sobre la efectividad que esta compañía tendrá como medio de difusión.

Allianz

¿Te preguntas dónde o cómo comprar acciones de Allianz? No te alarmes, en esta web te argumentaremos las dos preguntas.

Si tienes interés en adquirir títulos de Allianz y no sabes ni cómo ni dónde, estás en el lugar perfecto. Existen cantidad de plataformas para negociar títulos de Allianz pero aquí te facilitaremos la única que:

  • No cobra comisiones.
  • Si te registras (solo con un email) de manera gratuita te regala un bono de bienvenida de 25 euros sin tú tener que poner ni un céntimo.
  • También puedes registrarte gratis y disfrutar de la plataforma con dinero ficticio. Sin arriesgar.
  • Puedes obtener promociones también para tu primer ingreso de dinero. Te regalan hasta 7.000 euros, dependiendo del dinero que ingreses. Si solo quieres ingresar 100 euros, te regalan 30 euros.
  • Después de probar muchas plataformas para comprar acciones de Allianz es la más ágil, fácil de usar, limpia y efectiva.
  • Puedes comprar normal o a corto, para ganar dinero si la bolsa sube o la bolsa baja.
  • Tiene app para cualquier dispositivo con pantalla. Apple (ios), android, tablets, ipads.

En conclusión os aconsejamos la mejor plataforma para obtener los títulos de Allianz, y de todas las empresas que cotizan en bolsa del mundo, cfd, materias primeras, oro y todo lo que puedas idear.

Recuerda que comprando acciones puedes obtener muchísimo dinero. Pero también hay que tener en cuenta puedes perder. Por lo de perder dinero no cojas miedo, en la plataforma que aconsejamos existe una herramienta, la cual tienes que tener muy presente llamada “stop loss” o límite de pérdida. Con esta herramienta, la cual aconsejamos que la pongas siempre en todas las compra-ventas, si el valor de Allianz que has adquirido, empieza a bajar, cuando llegue al límite de pérdida o stop loss que hayamos puesto la plataforma venderá las acciones instantáneamente teniendo así siempre controlado el dinero que puedes perder en cada compra venta.

Seguridad de la plataforma a la hora de negociar títulos de Allianz

Queremos hacer incapié esto porque es un detalle muy importante para nosotros que normalmente todo el mundo obvia. El broker que facilitamos es una plataforma muy fiable (para nuestro equipo la más fiable), de las más grandes de Europa y Asia, coordina miles de transacciones cada día y cuenta con la confianza de más de tres millones de clientes en todo el mundo, creo que es algo sumamente importante. La plataforma pertenece a la compañía Plus500UK Ltd y su sede está en Londres, Reino Unido (a diferencia de otros brokers online que suelen tener su sede y su equipo en paraísos fiscales).

Está autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority (FCA) con el número de registro 509909 (lo puedes comprobar pinchando aquí). También está registrado y regulado por las autoridades de los países en los que opera, como en el caso de España por la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) con número de licencia 2626 (lo puedes comprobar pinchando aquí).

En cumplimiento de las importantes leyes de protección al inversor, el dinero de los clientes es depositado en cuentas separadas de las del propio broker (en Barclays Bank) y es tratado como capital de clientes, sin estarle permitido disponer de él ni verse afectado por la situación financiera de la compañía. Así mismo, los inversores de dicha plataforma también están protegidos por el Programa de Indemnización de Servicios Financieros del Reino Unido que garantiza el cien por cien de las primeras cincuenta mil GBP de cada cliente.

Aclaración el de la fiabilidad que para mí es fundamental. Quizás para otros inversores que quieran invertir en bolsa online no lo sea. Nosotros preferimos invertir y comprar acciones de Allianz online en sitios seguros. Si quieres probar la plataforma gratis y empezar con 25 euros sin tú poner ni un euro puedes hacerlo pinchando aquí .

Consejo si va a ser la primera vez que compras acciones y por lo tanto se te puede considerar principiante.

Todos hemos tenido un primer día, por lo que tienes que estar muy relajado. Lo que sí sugerimos es que la primera vez no ingreses dinero real. Pensamos que la mejor opción es registrarse en el modo gratuito y acostumbrarse a la plataforma con dinero ficticio. Luego cuando creas que controlas la plataforma y la operativa, puedes disfrutar igualmente de la oferta de los 25 euros gratis. De este modo ya probarás emociones con dinero real, supongo que no será lo mismo y tendrás que aprender a controlar tus emociones. Si superas la prueba con los 25 euros (no te bases en si has ganado dinero o perdido con 25 euros, ya que no lo puedes valorar debido a que el margen de error es muy pequeño y si haces una operación mal hecha ya lo pierdes casi todo) y te ves capacitado, es el momento de empezar a meter dinero real. Pero con tranquilidad. Nosotros siempre aconsejamos empezar con 100-300 euros y si ves que empiezas a ganar dinero de verdad ya es cosa vuestra, todo depende de la capacidad económica que tenga cada uno.

Seguro que lo sabrás, pero por si acaso. ¿Sabes qué es una acción y qué derechos otorga a sus propietarios?

La acciones son títulos-valores que encarnan una parte proporcional o alícuota del Capital Social de una compañía, y como tales otorgan a sus titulares la calidad de socio o propietario de la empresa (en proporción a su participación) con los derechos que ello supone.

Los Derechos que conceden a sus propietarios son:

  • Derecho a la asistencia y derecho de voto en las Juntas Generales: para ejercitarlo el accionista tendrá siempre que poseer el número indicado y previsto por los estatutos de cada compañía.
  • Derecho al dividendo: los accionistas tienen derecho a obtener una parte proporcional a su participación sobre las ganancias sociales a través de los dividendos, o la parte del beneficio que la sociedad decida repartir. De todas formas, no hay que olvidar que una sociedad puede tener beneficios y sus estatutos estipular que se acumulen total o parcialmente destinándolos a reservas. En este caso no habría retribución entre los accionistas.
  • Derecho de suscripción preferente: cuando una sociedad decide ampliar su capital con la emisión de nuevas acciones o de obligaciones convertibles en acciones, los accionistas antiguos tienen preferencia a la hora de adquirirlas.
  • Derecho a la transmisibilidad de las acciones: en las empresas que cotizan en Bolsa las acciones se pueden transmitir sin ningún tipo de condición o restricción alguna. No ocurre lo mismo en compañía que no cotizan en bolsa, donde, aunque no puede impedirse, sí existe la posibilidad de condicionarse.
  • Derecho de información: los accionistas de las sociedades tienen el derecho a obtener información sobre la situación de la empresa. Por otra parte, se tienen otros derechos que, aunque son menos importantes, pueden ser importantes en determinadas circunstancias como el derecho a impugnar acuerdos sociales, o el derecho de separación de la sociedad.
  • Derecho a la cuota de liquidación: el accionista recibe la parte que le corresponde de la masa patrimonial, en el hipotético caso de disolverse la sociedad.

Respuesta a la pregunta que más nos hacen nuestros lectores: ¿se puede vivir de invertir en Allianz ?

Por supuesto que sí. Como todo en la vida, es cuestión de ponerte objetivos, darles prioridad y ser constante. Esta claro, que en unos pocos días no vas a hacerte de oro o a ganar cantidades industriales de dinero que te permitan vivir como un rey. Pero lo que sí puedes conseguir con práctica y constancia es obtener un buen sueldo comprando valores baratos y vendiéndolos caros. Casi todo el mundo se cree que es imposible, pero esta misma gente es quien, o nunca ha comprado acciones o quien ha comprado una vez, y justamente ha perdido, y por supuestísimo no lo vuelve a intentar y se dedica a anular a los demás.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Like this post? Please share to your friends:
Sitio de opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: