Como formula Estados Unidos su politica monetaria

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Economía y Empresa

LA ESTRATEGIA DE POLÍTICA MONETARIA DE LA RESERVA FEDERAL DE E.E.U.U.

El sistema de la Reserva Federal

Estructura del Fed

Los instrumentos monetarios

Las reservas exigidas

Las tasas de descuento

Las operaciones de mercado abierto

La política monetaria de la Reserva Federal

Fijación de los objetivos

Elección de las políticas

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Control del gasto

Regulación de los tipos de interés

Movimientos internacionales de reservas

El papel regulador del sistema bancario del Fed

Aplicaciones a la política económica

La política monetaria que lleva a cabo Estados Unidos afecta a cualquier tipo de decisión, tanto económica como financiera, que las personas toman en ese país – ya sea a la hora de pedir un préstamo para comprar una casa o crear una nueva empresa, para expandir un negocio a través de inversiones en equipo o para colocar ahorro en bonos o en el mercado bursátil. Además, ya que la economía estadounidense es la más poderosa del mundo, su política monetaria tiene, por descontado,

significativos efectos económicos y financieros en otros países.

El objetivo de la política monetaria es afectar al desarrollo de la economía, hecho que se refleja en factores como la inflación, el PIB o el empleo. Esto es posible mediante la influencia sobre la demanda agregada de la economía -esto es, los deseos de la gente y de las empresas de consumir bienes y servicios.

Mientras que la mayor parte de las personas están familiarizadas con los instrumentos de política fiscal que afectan a la demanda – como los impuestos y el gasto público – sólo unos pocos entienden realmente la política monetaria y sus herramientas.

En Estados Unidos, la política monetaria está controlada por el sistemas de la Reserva Federal, el banco central de la nación, e influye en la demanda principalmente a través de incrementos y disminuciones del tipo de interés a corto plazo.

II. EL SISTEMA DE LA RESERVA FEDERAL

A.) Estructura de la Reserva Federal

El siglo XIX se vio acosado por los pánicos bancarios. Estos se producían cuando el público intentaba convertir sus depósitos bancarios en efectivo. Como la oferta de efectivo era fija y menor que la cantidad de depósitos bancarios, se producían quiebras bancarias y depresiones económicas. Tras el grave pánico de 1907, la agitación y las discusiones llevaron a la creación del Sistema de la Reserva Federal en 1913.

Legalmente, el Sistema de la Reserva Federal es una compleja red de 12 bancos regionales, situados en grandes ciudades como, Nueva York, Boston, Filadelfia, Cleveland, Minneapolis, Kansas City, St. Louis, Atlanta, Chicago, Richmond, Dallas y San Francisco. Originalmente, la dispersa estructura regional que se diseñó era populista con el fin de que todas las áreas pudieran participar en las cuestiones bancarias y evitar una excesiva concentración de los poderes del banco central en Washington o en las manos del banquero del Este. Actualmente, cada uno de los bancos de la Reserva Federal realiza operaciones bancarias y supervisa a los bancos de su región.

A pesar de la estructura formalmente dispersa del FED , los observadores cercanos creen que el poder está muy centralizado. La junta de la Reserva Federal , formada por los presidentes de los doce bancos regionales, formula y lleva a cabo, bajo su presidente, la política monetaria.

Aunque formalmente el Sistema de la Reserva Federal es una sociedad anónima propiedad de los bancos comerciales que son miembros de él , se trata de hecho de un organismo público. Es directamente responsable ante el congreso, escucha atentamente los consejos del presidente y siempre que surge algún conflicto entre su objetivo de obtener un beneficio y el interés publico , actúa sin duda de acuerdo con este último. Como puede imprimir moneda, a cambio de lo cual posee títulos del estado portadores de interés, obtiene miles de millones de dólares de beneficios todos los años que, traspasado un determinado nivel y debido a su misión publica, van a parar eternamente al estado.

Pero la Reserva Federal es, sobre todo, un organismo independiente. El objetivo de la independencia del Fed es controlar la oferta monetaria lejos del alcance inmediato de los políticos (especialmente de los congresistas, elegidos para un mandato de dos años). Los diseñadores del sistema del Fed temían que el control político de la política monetaria provocara grandes oscilaciones en la oferta monetaria e inestabilidad macroeconómica. Como consecuencia , algunas veces entra en conflicto con la rama ejecutiva. Las administraciones Roosevelt, Johnson, Carter, y Reagan han tenido a veces duras palabras para la política del Fed.

Tres son los rasgos estructurales que hacen del Fed un organismo independiente:

El procedimiento de nombramiento de los gobernadores: los siete gobernadores de la junta de la Reserva Federal son nombrados por el Presidente de los Estados Unidos y confirmados por el Senado. La independencia se deriva de dos factores: primero, los nombramientos están diseñados para reducir la posibilidad de que un solo presidente de los Estados Unidos pudiera formar la Junta con personas afines a sus intereses. En segundo lugar, la duración de su mandato es de 14 años, mucho mayor que la de cualquier otro nombramiento oficial.

El procedimiento de nombramiento del presidente de la Reserva Federal: el presidente de cada banco del Fed es nombrado para un periodo de cinco años por la junta de directores de ese banco, sujeto a la aprobación final de la Junta de Gobernadores. Este procedimiento añade independencia porque los dirigentes de cada banco de la Reserva no son nombrados por políticos, sino que son seleccionados para proporcionar un cruce de intereses en el seno de la región, incluyendo aquellos de las instituciones depositarias, negocios no financieros, los trabajadores, y el público en general.

La financiación: La Fed está estructurada para ser autosuficiente en el sentido de que satisface sus gastos operativos principalmente de las ganancias derivadas de los intereses de su cartera de valores. Por consiguiente es independiente de las decisiones del congreso acerca de asignación de fondos.

Los críticos sostienen, sin embargo, que la independencia del Fed hace que éste sea insensible a la voluntad de la mayoría. El debate sobre la independencia del Fed no es nuevo ni frívolo. Las propuestas presentadas para cambiar la composición de la junta, poner representantes del congreso o del ejecutivo en el FOMC o permitir que cada nuevo presidente del país nombre a su propio presidente de la junta de gobernadores son temas perennes en los debates sobre los bancos centrales.

2.La Junta de gobernadores

En el extremo superior del organigrama del Sistema de la Reserva Federal se encuentra la Junta de Gobernadores, que es la máxima responsable de las decisiones relacionadas con la política monetaria. Se encuentra en Washington, D. C. y está formada por siete miembros nombrados por el presidente de Estados Unidos y confirmados por el Senado. Su mandato dura catorce años, al

término de los cuales no pueden ser nombrados de nuevo. Su mandato excepcionalmente largo tiene por objeto permitirles gozar de una cierta independencia política. No tienen ninguna responsabilidad ante ningún cargo elegido y tienen un mandato más largo que el de ningún presidente.

El órgano clave que toma las decisiones en el sistema de la reserva federal es el comité federal de mercado abierto, cuyos 12 miembros elegidos por votación son los siete gobernadores y cinco presidentes de bancos federales regionales .Este grupo fundamental controla el instrumento mas importante y utilizado de la política monetaria moderna: la oferta de reservas bancarias.

3. El presidente del Fed

En la cúspide de todo el sistema se halla el presidente de la junta de gobernadores, que en la actualidad es Alan Greenspan. Preside la junta y el FOMC, actúa de portador publico del Fed y ejerce un enorme poder tanto en el estilo como en el contenido de la política monetaria.

Es elegido por el presidente de Estados Unidos para un mandato de cuatro años y puede ser reafirmado en su cargo durante su mandato de catorce años como gobernador. Las ocasiones en las que el presidente es reafirmado en su cargo normalmente suscitan grandes debates entre el Fed, el Congreso y el presidente sobre la dirección de la política monetaria. El presidente Ronald Reagan fue quien primero nombró a Alan Greenspan presidente del Fed en 1987 y el presidente George Bush lo reafirmó en su cargo para otro período de cuatro años en 1991. El presidente Greenspan no sólo preside las reuniones de la Junta, sino que también comparece a menudo en el Congreso para hablar de la política monetaria. . A menudo se le llama , no sin razón el “segundo hombre más poderoso de América” , lo que indica hasta que punto puede influir en toda la economía a través de su influencia en la política monetaria.

4. Los bancos de la Reserva Federal

El núcleo del Sistema de la Reserva Federal lo constituyen doce bancos de la Reserva Federal, situados en las distintas regiones del país, sometidos a unos controles centrales y encabezados por el presidente de la Junta de Gobernadores. Cada uno de ellos desempeña la función de banco central para los bancos privados de su región, prestando numerosos servicios fundamentales, entre los que se encuentran los siguientes:

A) Compensar tos cheques entre los bancos privados. Supongamos que el Banco de América de San Francisco recibe un depósito de uno de sus clientes en forma de un cheque girado contra la Cooperativa de Crédito de los Asalariados de Nueva York. El Banco de América no tiene que ir a Nueva York a recoger el efectivo u otras reservas que respaldan ese cheque, sino que puede depositarlo en la cuenta que tiene abierta en el Banco de la Reserva Federal de San Francisco. El Fed lo cobra a continuación de la Cooperativa de Crédito. Este servicio vital de compensación ahorra al Banco de América y a otros bancos

privados una gran cantidad de tiempo y gastos. Dado que todos los años se extienden más de 55.000 millones de cheques, este servicio de compensación es una importante característica del Sistema de la Reserva Federal.

B)Tener reservas bancarias. Obsérvese que el servicio de compensación del Fed se ve facilitado por el hecho de que el Banco de América (y la Cooperativa de Crédito) tiene sus propias cuentas en el Fed. Los bancos deben tener en reservas una proporción mínima de sus depósitos para transacciones. Tienen casi todas las reservas en cuentas en los bancos regionales de la Reserva Federal. Sólo guardan en sus cajas fuertes una pequeña cantidad en efectivo. Estas cuentas en el Fed confieren mayor seguridad y comodidad a las reservas bancarias. También permiten al Fed controlar el nivel efectivo de reservas bancarias.

C) Suministrar efectivo. Dado que los bancos tienen muy poco efectivo en sus cajas fuertes, recurren al Fed para hacer frente a las demandas esporádicas de efectivo. Un banco privado puede llamar simplemente al banco regional de la Reserva Federal y pedir que se le suministre efectivo (en un camión blindado) antes del fin de semana o de un festivo. Éste se deduce de la cuenta que tiene en el Fed. Cuando todo el efectivo retorna después del festivo, el banco puede invertir el proceso, volviendo a enviar al Fed el efectivo que no necesita.

D) Conceder préstamos. Los bancos de la Reserva Federal también prestan reservas a los bancos privados. Esta práctica, denominada «descuento», se examinará más adelante detenidamente.

Estructura del Sistema de la Reserva Federal

B.) Los instrumentos monetarios

La Reserva Federal tiene a su disposición diversos instrumentos (como las operaciones de mercado abierto, la tasa de descuento y las reservas exigidas) que producen efectos directos en la economía vistos a través de una serie de objetivos intermedios (como las reservas, la oferta monetaria y los tipos de interés); pero todas estas operaciones van encaminadas, en última instancia, a influir en los objetivos últimos (la inflación, el PNB real y el nivel de desempleo).

Los instrumentos que utiliza el Fed para alterar la oferta monetaria (efectivo en manos del público más saldos de las cuentas para transacciones) son los siguientes:

Las reservas exigidas.

Las tasas de descuento.

Las operaciones de mercado abierto.

Sin embargo, la Reserva Federal debe vigilar también una serie de variables conocidas como objetivos intermedios: utilizando estos instrumentos, el banco central puede alterar el nivel de reservas bancarias y su capacidad para conceder préstamos. Dado que los préstamos bancarios constituyen la principal fuente de nuevo dinero, el banco central tiene el control efectivo de la oferta monetaria de EE.UU.

Las reservas exigidas

Por reservas exigidas se entiende una cantidad mínima de reservas que debe tener un banco según las normas dictadas por las autoridades monetarias. Esta cantidad es igual al coeficiente obligatorio de reservas multiplicado por los depósitos para transacciones.

El Fed exige a los bancos privados tener en forma de reservas una determinada proporción de sus depósitos. Los bancos tienen estas reservas exigidas en efectivo en sus cajas fuertes o, más a menudo, en forma de depósitos en la cuenta de reservas del banco en un banco regional de la Reserva Federal.

La autoridad del Fed para fijar el nivel de reservas exigidas le permite gozar de un enorme poder sobre los préstamos que conceden los bancos privados ya que, alterando el nivel de reservas exigidas, puede alterar directamente las posibilidades del sistema bancario de conceder préstamos.

Teniendo en cuenta que el exceso de reservas de los bancos es la diferencia entre las reservas totales y las reservas exigidas, para una determinada cantidad de reservas totales una reducción de las reservas exigidas eleva el exceso de reservas y, por consiguiente, la posibilidad de los bancos privados de conceder créditos.

La alteración del nivel de reservas es un poderoso instrumento para alterar la capacidad del sistema bancario de conceder préstamos, pero el Fed utiliza este poder pocas veces, con el fin de no alterar bruscamente la oferta monetaria y perturbar gravemente la actividad económica, ya que dicha alteración del nivel de reservas podría provocar tipos de interés muy altos, una gran escasez de crédito y una gran reducción de la inversión, del PNB y del empleo. Por ejemplo, entre 1970 y 1980 el Fed sólo alteró las reservas exigidas dos veces, y en ambas ocasiones solamente medio punto porcentual.

Las tasas de descuento

Los bancos tienen muchos incentivos para mantener sus reservas en el nivel mínimo establecido por el banco central o en uno cercano a él. El dinero que se mantiene en forma de reservas no rinde intereses, pero sí los préstamos y los bonos. Por lo tanto, los bancos tratan de mantener el menor exceso de reservas posible para maximizar su beneficio. De hecho, en Estados Unidos los bancos poseen una asombrosa capacidad para mantener sus reservas en un nivel cercano al exigido por el Fed (ver figura 2)

Dado que los bancos tratan continuamente de mantener el mínimo exceso de reservas, esta decisión les hace correr el riesgo de tener en un momento dado menos reservas que las exigidas por el Fed. No obstante, podrían asegurarse el cumplimiento continuo de las reservas exigidas manteniendo una gran cantidad de exceso de reservas, pero este procedimiento no es rentable.

Para que los bancos pueda limitarse a mantener unas reservas mínimas, existen tres fuentes de reservas a las que recurrir en caso de necesidad:

Acudir a otros bancos privados que tengan un gran exceso de reservas.

Vender bonos del Estado y depositando los ingresos en la cuenta regional.

El Sistema de la Reserva Federal no sólo establece ciertas normas de conducta, sino que también desempeña el papel de banco central. Los bancos tienen cuentas en los bancos regionales de la Reserva Federal, de forma que depositan y retiran haberes de reservas de estas cuentas. Si un banco se encuentra con una escasez de reservas, puede acudir a la ventanilla de descuento del Fed y pedirlas prestadas, mediante el denominado proceso de descuento.

La operación de descuento del Fed constituye para los bancos privados una importante fuente de reservas, pero no sin costes, ya que el Fed cobra intereses por las reservas que presta a los bancos: la tasa de descuento.

La ventanilla de descuento constituye un mecanismo para influir directamente en la cuantía de reservas de los bancos de forma que, subiendo o bajando la tasa de descuento, el banco central altera el coste que el dinero tiene para los bancos y, por lo tanto, el incentivo para pedir reservas prestadas.

De esta forma, cuando la tasa de descuento es alta, es caro pedir préstamos al banco central y, además, este hecho indica que el banco central desea moderar la oferta monetaria, ya que se muestra reacio a prestar reservas.

Del mismo modo, si la tasa de descuento es baja significa que es rentable adquirir reservas adicionales y aprovechar al máximo la posibilidad de conceder préstamos y, además, también significa que el banco central está dispuesto a apoyar la expansión del crédito.

Las operaciones de mercado abierto

Las reservas exigidas y las operaciones en la ventanilla de descuento son importantes instrumentos de la política monetaria. Pero su influencia diaria en la oferta monetaria no es tan grande como la de las operaciones de mercado abierto, que constituyen el principal mecanismo disponible por un banco central para alterar directamente las reservas del sistema bancario, e influir así en la economía.

Las operaciones de mercado abierto del banco central centran la atención en una de las decisiones de cartera que toman los individuos: depositar los fondos ociosos en cuentas para transacciones o comprar bonos del Estado. En esencia, el banco central intenta influir en esta decisión aumentando o reduciendo el atractivo de los bonos, según lo requieran las circunstancias. Induce, pues, al público a transferir fondos de los bancos a los mercados de bonos y viceversa. De esta manera, entran o salen reservas del sistema bancario, alterando así la capacidad de los bancos de conceder préstamos.

El proceso de creación de depósitos comienza cuando el público deposita dinero en el sistema bancario. Por lo tanto, la magnitud de los depósitos potenciales depende de cuánta riqueza tenga el público en dinero o en bonos. El objetivo del banco central es alterar la decisión de cartera comprando o vendiendo bonos de forma que, cuando compra bonos al público, aumenta el flujo de depósitos (reservas) que entran en el sistema bancario y, cuando los vende, reduce dicho flujo.

La premisa básica de las operaciones de mercado abierto es que los participantes responden a las variaciones de los precios de los bonos, de forma que el público desea vender bonos cuando sus precios son altos y comprarlos cuando son bajos. El banco central puede inducir, pues, al público a comprar más bonos vendiéndolos a unos precios más bajos. Cuando el público compra más bonos, disminuyen sus saldos monetarios y aumentan sus tenencias de bonos. Por el contrario, cuando el banco central compra bonos a unos precios altos, el público vende sus bonos, reduciendo así sus tenencias de bonos y aumentando sus saldos monetarios.

El interés del banco central por las decisiones de cartera tiene su origen en su preocupación por las reservas bancarias. Cuanto más dinero tiene el público en sus depósitos bancarios, mayores son las reservas y la capacidad del sistema bancario para conceder préstamos. Desde el otro lado, si el público tiene más bonos y menos saldos bancarios, los bancos tienen menos reservas y menos poder para conceder préstamos. Dándose cuenta de esto, el banco central compra o vende bonos para alterar el nivel de reservas bancarias. En otras palabras, las operaciones de mercado abierto consisten en la compraventa de títulos del Estado con el fin de alterar el flujo de entrada y salida de reservas del sistema bancario.

El objetivo a corto plazo para las operaciones de mercado abierto es especificado por el Federal Open Market Committee (FOMC). Este objetivo puede ser una cantidad deseada de reservas o un precio deseado (federal funds rate, o tasa de fondos federales). La tasa de fondos federales es el tipo de interés al cual las instituciones de depósito prestan dinero a la Reserva Federal o a otras instituciones de depósito, cuando este dinero es necesitado de una forma urgente. Por otro lado, hay que señalar que el mencionado objetivo de la Reserva Federal para las operaciones de mercado abierto ha variado a lo largo de los años.

Todos los meses, el FOMC se reúne para decidir si inyecta más reservas en el sistema bancario comprando letras del Tesoro (es decir, bonos a corto plazo) y bonos del Estado a más largo plazo; o si, por el contrario, endurece la política monetaria vendiendo esos mismos valores.

Obsérvese que, cuando el banco central compra un bono al público, paga con un cheque girado contra sí mismo. El vendedor del bono debe depositar el cheque del banco central en su cuenta bancaria si desea utilizar una parte de los ingresos o simplemente quedarse con el dinero en depósito. El banco deposita el cheque, a su vez, en el banco central, a cambio del cual obtiene un abono en su cuenta de reservas por la cuantía del cheque. De este modo, el banco central ha conseguido aumentar las reservas bancarias mediante la compra de bonos. Estas reservas pueden utilizarse para elevar aún más la oferta monetaria, ya que los bancos ponen a trabajar las reservas recién adquiridas concediendo préstamos.

Política monetaria

¿Qué es la política monetaria?

La política monetaria es el proceso por el cuál la autoridad monetaria (gobierno, Banco Central, etc) de un país controla la oferta monetaria y disponibilidad del dinero,a menudo a través de los tipos de interés (vea tipo de interés interbancario), con el propósito de mantener la estabilidad y crecimiento económico.

La política monetaria se basa en la relación entre las tasas de interés en una economía, es decir, el precio al que se presta el dinero, y la oferta monetaria total. La política monetaria cuenta con una variedad de herramientas para controlar uno o ambos factores para influir en los resultados de crecimiento económico, inflación, tipo de cambio con otras monedas y desempleo. En las economías en las que la emisión de moneda es un monopolio, o en aquellos sistemas en los que la emisión se realiza a través de los bancos, que a su vez están vinculados a un Banco Central, se puede influir de forma efectiva en la oferta de dinero disponible para lograr unos determinados objetivos. La política monetaria como tal se remonta a finales del siglo XIX utilizándose para mantener el estándar oro.

Se dice que una política monetaria es contractiva si va encaminada a reducir el dinero disponible o incrementarlo lentamente, efecto que tendría, por ejemplo, una subida de tipos de interés. Por el contrario, una política monetaria expansiva incrementa la oferta monetaria, a menudo mediante la disminución de los tipos de interés.

También se puede describir una política monetaria como cómoda o acomodaticia, si el tipo de interés establecido intenta crear crecimiento económico; neutral, si no persigue ni crear crecimiento ni combatir la inflación; o apretada si intenta reducir la inflación.

Tipos de política monetaria

En la práctica, para implementar cualquier tipo de política monetaria la herramienta principalmente usada es la modificación de la base monetaria en circulación. La autoridad monetaria realiza esta modificación comprando o vendiendo activos financieros (normalmente obligaciones del Estado). Estas son las llamadas operaciones en mercado abierto y pueden afectar a la cantidad de dinero circulante o a su liquidez (si se venden o compran formas de dinero con menor liquidez). El efecto multiplicador de las reservas bancarias fraccionadas amplifica el efecto de estas medidas.

Transacciones constantes en el mercado realizadas por la autoridad monetaria modifica la oferta de su divisa, lo que tiene un impacto sobre otras variables de mercado como los tipos de interés a corto plazo o el tipo de cambio.

La distinción entre varios tipos de políticas monetarias se basa primordialmente en el conjunto de instrumentos y variables de mercado usados por la autoridad monetaria para conseguir sus objetivos.

Política Monetaria (Objetivo) Variable de mercado utilizada Objetivo a largo plazo
Inflación Tipo de interés a corto plazo (overnight) Una determinada tasa de cambio del IPC
Nivel de precios Tipo de interés a corto plazo (overnight) Un valor específico del IPC
Agregados Monetarios Crecimiento de la oferta monetaria Una determinada tasa de cambio del IPC
Tipo de cambio fijo Precio spot (al contado) de su divisa Precio spot de la divisa
Estándar oro (no usado actualmente) Precio spot del oro Baja inflación medida con referencia al precio del oro
Política Mixta Normalmente utiliza los tipos de interés Normalmente tasa de desempleo y tasa de cambio del IPC

Los diferentes tipos de políticas monetarias implican un régimen de tipo de cambio. Una política monetaria de tipo de cambio fijo es en sí un régimen de tipo de cambio. El estándar oro resulta en un régimen de tipo de cambio relativamente fijo respecto a otras divisas que siguan también el estándar oro y un régimen de tipo de cambio flotante (también llamado flexible) respecto a otras divisas que no sigan el estándar oro. Políticas monetarias conducidas por objetivos de inflación, nivel de precios o cualquier otro agregado monetario implican seguir un régimen de tipo de cambio flotante en la mayoría de los casos.

Política monetaria por objetivos de inflación

Los objetivos de una política monetaria de este tipo es mantener la tasa de inflación dentro un determinado margen a través de una medida como puede ser el Índice de Precios de Consumo.

El objetivo de inflación se establece mediante ajustes periódicos según el objetivo de tipos de interés del Banco Central. El tipo de interés usado es generalmente el tipo de interés interbancario (aquel al que los bancos pueden prestarse dinero entre sí en préstamos a 1 día con propósito de flujo de capitales). El objetivo de tipos de interés se mantiene durante un determinado período de tiempo usando operaciones en mercado abierto.

Los cambios en los tipos de interés objetivo se realizan como respuesta a varios indicadores de mercado que intentan predecir tendencias del ciclo económico y, de este modo, conducir al mercado en la dirección necesaria para conseguir el objetivo de inflación.

La política monetaria por objetivo de inflación fue pionera en Nueva Zelanda. Actualmente es utilizada en muchos países como Australia, Canadá, Reino Unido y otros.

Política monetaria por objetivos de nivel de precios

Un objetivo de nivel de precios es similar a un objetivo de inflación salvo que en el objetivo de IPC no se tiene en cuenta lo sucedido en años anteriores o es ajustado y, por el contrario, en el objetivo de nivel de precios se intenta compensar en años siguientes lo sucedido con anterioridad.

Agregados Monetarios

Durante la década de 1980 muchos países usaron una política monetaria en la que se mantenía un crecimiento constante de la oferta monetaria. Esta oferta fue refinándose para incluir otras clases de dinero y crédito. Esta política fue seguida en países como Estados Unidos dónde dejó de utilizarse cuándo Alan Greenspan fue nombrado presidente de la Reserva Federal.

Este tipo de política monetaria es también llamada en ocasiones monetarismo. Mientras la mayoría de políticas monetarias se centran en los precios de una u otra forma, el monetarismo se centra en la cantidad monetaria.

Tipo de cambio fijo

Esta política monetaria se basa en mantener un tipo de cambio fijo de su divisa respecto a otra divisa o una cesta de divisas. Normalmente existe un rango de fluctuación en el que se permite que varíe el tipo de cambio y, en base a este rango, se puede hablar de diferentes grados de tipos de cambio fijos según lo rígido que sea el sistema.

Bajo un sistema de tipo de cambio fijo rígido, el gobierno, o la autoridad monetaria, declara un tipo de cambio fijo pero no compra o vende divisa de forma activa para mantener el tipo de cambio. En su lugar, el tipo de cambio es mantenido mediante medidas de no-convertibilidad como controles de capital, licencias de exportación/importación, etc. En esta situación suele generarse un mercado negro dónde la divisa es comerciada a un tipo de cambio no oficial.

Existen otras políticas de tipo de cambio fijo más flexibles como la convertibilidad-fija en el que la divisa es comprada o vendida diariamente por la autoridad monetaria con el objetivo de mantener el tipo de cambio dentro de unos márgenes.

También existe el tipo de cambio «mantenido» en el que cada unidad de divisa local ha de estar respaldada por una unidad de divisa extranjera.

Mediante una política monetaria de tipo de cambio fijo, se suele relegar la política monetaria en sí a la autoridad monetaria extranjera del país respecto al que se ha fijado el tipo de cambio. El grado de dependencia depende de muchos factores como la movilidad de capital, canales de crédito y otros factores económicos.

Herramientas de la política monetaria

Para conseguir los objetivos marcados por las autoridades monetarias, éstas cuentan con varias herramientas. En la mayoría de países modernos existen instituciones dedicadas exclusivamente a la ejecución de la política monetaria como puede ser la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo, etc, que en general son llamados Bancos Centrales.

La principal herramienta con la cuentan los bancos centrales son las operaciones en mercado abierto. Esto implica una gestión de la cantidad de dinero en circulación mediante la compra y venta de diversos instrumentos financieros, como bonos y letras del Tesoro público o divisas extranjeras. Estas compras o ventas provocan que entre o salga más o menos divisa base de la circulación del mercado.

Otras herramientas son los tipos de interés, el control de la oferta monetaria o los requerimientos de reserva, todo ello afecta de forma más o menos directa al dinero en circulación en el sistema económico.

Mecanismos de la política monetaria

Los mecanismos de la política monetaria son las herramientas que tienen los bancos centrales para llevar a cabo sus políticas monetarias con el fin de alcanzar unos objetivos macroeconómicos concretos. Los tres principales mecanismos de la política monetaria son:

  • Variar el coeficiente de caja: Mediante el incremento del coeficiente de caja legal, el banco central disminuye los fondos disponibles para prestar dinero, disminuyendo la oferta de dinero. Por el contrario, si disminuye el coeficiente de caja requerido aumentará la oferta de dinero. Cuanto menor sea el coeficiente de caja, mayor será el multiplicador del dinero.
  • Modificar el tipo de interés de las facilidades permanentes: Los bancos centrales ofrecen facilidades permanentes, de crédito o depósito a los demás bancos del país a un porcentaje oficial para controlar la liquidez del mercado. Normalmente actúa como techo o suelo para los tipos de interés del mercado a 1 día.
  • Operaciones en el mercado abierto: Existen varios tipos de operaciones de mercado abierto, cada una con unos objetivos diferentes:
    1. La más importante son las operaciones principales de financiación, en cuyo caso el Banco Central presta dinero (inyección de dinero) mediante subastas a las entidades de crédito al tipo oficial del dinero (haciéndolo más barato). Si decide bajar este porcentaje reducirá el coste del dinero, facilitando el crédito y aumentando la oferta de dinero.
    2. El banco central también puede comprar o venderactivos financieros en el mercado para introducir dinero en el mercado y aumentar su oferta, mediante las operaciones estructurales. Por ejemplo, comprando bonos del Estado o bonos corporativos. De esta manera, el banco central paga a agentes de carácter privado, los cuales pueden reinvertir estas cantidades en el mercado o en otras actividades, aumentando la oferta de dinero en la economía.

Cuando se aumenta la oferta de dinero de una economía se provoca principalmente una de estas consecuencias: aumento de precios o crecimiento económico. Puede ser que provoque ambas situaciones a la vez, que estimule el crecimiento económico y aumente los precios. Esto se debe a la teoría cuantitativa del dinero, que podemos ver resumida en esta sencilla fórmula muy utilizada en política monetaria, donde se observa fácilmente como la masa monetaria (oferta de dinero) afecta a los precios (P) y a la renta real o cantidad de bienes y servicios producidos (Yr):

La «M» representa la masa monetaria, que es lo único que puede controlar el Banco Central, «V» la velocidad a la que circula el dinero en el mercado. También debemos saber que P por Yr es igual al PIB nominal. Un resultado curioso de esta fórmula es observar como el PIB nominal de un país, depende de la cantidad de dinero que haya en una economía multiplicado por la velocidad a la que se mueva ese dinero, es decir, cuanto más rápido se mueva el dinero de unas personas a otras, mayor será la riqueza de un país.

Ejemplo

Imaginemos un país llamado Naranjalandia, en el que los únicos productos que hay son 100 naranjas que valen 2€ cada una. La velocidad a la que circula el dinero hemos descubierto que es 1 y en total hay 200 monedas de un euro (M = 200). Si el Banco Central quisiera que los precios fuesen menores, no tendría más que disminuir el dinero del mercado. Si quiere que los precios sean la mitad, retirará del mercado 100 monedas. Como ahora solo hay 100 monedas, pero sigue habiendo 100 naranjas, cada naranja tendrá que valer 1€.

Antes de la política monetaria restrictiva: 200 x 1 = 2 x 100
Después: 100 x 1 = 1 x 100

Los Precios de los productos han pasado a valer 1€.

En la realidad, el problema de esta política monetaria en concreto, es que puede provocar que también disminuya el volumen de la renta de un país, es decir, que en el país se pasen a producir 90 naranjas en vez de 100.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Gran corredor!

Like this post? Please share to your friends:
Sitio de opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: